LA AMISTAD

Educación para la era digital
Gabriela y Carlos, Padres

Hace 10 años comenzó nuestra historia en LA AMISTAD llena de expectativas e incertidumbres, ya que los elegimos para que Nahuel con 4 años comenzara su camino en la educación, pero sin saber que después de tantos años nos íbamos a sentir parte de la institución. Desde inicial se notó que los valores que promueven están, que la familia es importante no solo el niño y que las puertas siempre están abiertas ante cualquier inquietud que uno pueda tener. En primaria pasó años maravillosos creando recuerdos que hasta el día de hoy comenta. La transición en cada etapa, fundamentalmente para el liceo, fue acompañada por el equipo docente-administrativo, logrando confianza para el nuevo comienzo y es muy importante el apoyo constante que le dan. La experiencia que tuvimos con Nahuel nos superó gratamente, de tal manera que decidimos que Nahiara, tuviera la oportunidad de disfrutar a sus casi 2 añitos de INICIAL. Así que el 2016 estrenó el local nuevo, y como era de esperar, no tengo más que halagos porque se nota el amor que ponen en la educación. El crecimiento de la institución a infraestructura se refiere es excelente, la preocupación para que los niños tengan un espacio más confortable está a la vista de todos. No tenemos más que palabras de agradecimiento, comenzando con la directora que cuando tuvimos aquella primera entrevista hace 10 años y nos dijo lo que la institución educativa nos brindaba lo cumplió y con creces. A todo el cuerpo directivo-administrativo y de mantenimiento así como a los docentes tanto sea de inicial, primaria como secundaria que siempre nos apoyan como familia, decirles que el trabajo en equipo FAMILIA-INSTITUCION es fundamental para que nuestros hijos se formen y ustedes lo hacen de maravilla, ya que el diálogo y la escucha los caracteriza. A las MAESTRAS, que con su dedicación y amor logran que mis hijos vayan FELICES al colegio, son profesionales que ponen el corazón en lo que hacen y eso se ve reflejado en los niños. Enseñar es dejar una huella en la vida de las personas, y en mis hijos lo lograron y eso lo puedo resumir con la palabra vocación. A los PROFESORES, que en esta etapa nueva le brindan motivación y los ayudan en los nuevos desafíos curriculares. Después de 10 años podemos decir que seguimos creyendo en LA AMISTAD como un pilar fundamental para la educación y desarrollo de nuestros hijos y que confiamos plenamente en los valores que les inculcan.

Volver

Un hijo es lo más preciado del mundo, por eso nos comprometemos a dar lo mejor de nosotros como docentes y como personas, porque también somos padres.